Como-se-llama-el-inspector-de-La-Pantera-Rosa

 

 

Husmeando en el garaje

 

Ayer toco limpieza de cochera, es increíble la cantidad de cosas que se acumulan en un corto periodo de tiempo.

Entiendo muy bien el valor de las cosas, pero la verdad es que no soy una persona aferrada a lo material ya que si se rompen o gastan, simplemente se reemplaza y listo.

Seguro se preguntaran ¿a qué viene todo eso?

Pues si bien digo que no soy alguien con sentimientos hacia lo material si es verdad que guardo ciertas cosas que regresan al pasado y me devuelven a la realidad cuando me desvío.

Es decir, son materiales cuyo valor es mostrarme de dónde vengo, del sacrificio que hice para llegar donde estoy hoy y por sobre todas las cosas, el esfuerzo de mi familia que me han dado todo para estar donde estamos parados hoy.

Nunca olvidemos nuestros orígenes, cada vez que nos acordemos de ellos nos harán darle más valor a las cosas que tenemos hoy pero por sobre todo, nos harán esforzarnos cada día un poco más.

 

Y sí la pregunta ahora es, ¿Esto que tiene que ver con el trading?

Pues la respuesta es simple, en muchos casos se cree que para hacer day trading o para operar en los mercados financieros se necesita de gran cantidad de dinero, también es muy común creer que debemos venir de lugares o familias que estén en este mundo financiero para poder ingresar a él.

Nada más alejado a la realidad que eso. Normalmente quienes tienen mucho capital para gastar son quienes más les cuestan adaptarse al mercado y llegar al éxito, el motivo es que no respetan su gestión de capital, ya que el dinero no es problema para ellos, con el tiempo esto afecta su psicología y comienza a crear la presión de recuperar lo perdido.

El trading requiere de mucha paciencia, concentración y disciplina pero también de un esfuerzo increíble. Siempre digo que este es el mejor trabajo del mundo y como tal, llegar a él cuesta mucho.

No hay métodos mágicos, estrategias de éxito asegurado, robot para hacerse millonario ni súper guru.

Solo existe el trabajo arduo, el levantase cada día y luchar para conseguir lo que uno quiere. Es imposible llegar a cumplir su sueño si no peleamos todos los días por él.

Ahora bien, husmeando en el garaje me encontré con mi primera pc para operar:

Windows 98, 128mb de RAM, 1gb de memoria y monitor de 14 pulgadas.

¡¡¡Que máquina, por favor!!!

20160126_093200

 

Con ella hice mis primeras operaciones, claramente era imposible hacer scalping como hacemos hoy en día, además las plataformas de trading eran muy pesadas. Solo hacíamos algunas operaciones a la semana, pero eso sí, pasaba todo el día frente a la PC no solo en búsqueda de oportunidades, también en búsqueda de información.

No teníamos la globalización informática como hoy en día la conocemos, era muy complicado encontrar cosas realmente útiles, incluso cabe decir que si hoy  desde un Smartphone una búsqueda nos toma un minuto, antes nos llevaba un día como mínimo. Pero aun así, demorando mucho más tiempo, nos capacitábamos día a día.

Luego de un tiempo, más de un año operando con lo que mis amigos llamaban “LA MAQUINA DE ESCRIBIR CON MONITOR COLOR” pude cambiar de modelo y comprar mi primera notebook. Claramente usada, en buenas condiciones, solo debía evitar escribir con la letra Q ya que recuerdo muy bien que esta no funcionaba, nunca supe el porqué, tampoco podía pagar a un técnico para que la verificara. Pero ese desperfecto hiso que su valor solo sea del 30%, nada mal para alguien que quería progresar, y valla progreso.

Notebook Compaq Presario, un MAQUINON.

20160126_093444

 

Recuerdo que mi madre nunca entendió lo que hacía e incluso hoy, después de 10 años haciendo lo mismo, tampoco lo entiende. Pero siempre apoyo mi sueño, siempre el mismo consejo: Si crees que es lo tuyo, lucha por conseguirlo.

Así que un día, se apareció en mi humilde departamento/oficina (Un mono ambiente que compartía con otros amigos para dividir gastos) y me regalo un maletín de cuero junto con una carpeta, que aún conservo y puede verse en la imagen.

¿Para que un maletín? Bueno, supongo que ella creía que me dedicaba a algo del estilo bancario o financiero, que debía ir a la bolsa de valores todos los días y si bien tenía que ver con finanzas estoy 100% seguro que aún se pregunta qué hago. Lo bueno es que gracias a ese maletín yo podía llevar mi notebook donde quería y seguir practicando, en realidad, iba a lugares o casas de amigos que tenían wi fi.

Había pensado en más de una ocasión vender ese maletín para comprarme cosas que tal vez hubieran sido de mayor utilidad para mí, pues su valor superaba e incluso multiplicaba el el de mi Notebook carente de Q.

Pero como hacerle eso a mi madre, como vender algo que tanto le había costado, somos de una familia humilde, clase media baja, ella lo único que deseaba es que yo siga con mi sueño. Imposible deshacerme de algo así por ello siempre la conserve y aun lo hago.

Hoy las cosas son muy diferentes a esa época, pero, ¿creen que eso se debe a que gane la lotería o que herede millones de un familiar?

No, todo lo contrario, hoy cumplo mi sueño de vivir y dedicarme a lo que me gusta, pero llegar a este punto me ha costado mucho esfuerzo, mucha disciplina. Ser aplicado a las reglas, estar siempre dispuesto a recibir información y cambiar cualquier concepto que tenía para mejorar en mi performance.

He caído 1000 veces, pero saben que, me enseñaron a levantarme, por tanto me he parado 1001 y lo seguiré haciendo siempre, tropezar y cometer errores es de humanos, jamás dejaremos de hacerlo, pero lo importante es que aprendamos de esos errores, disminuyamos la frecuencia con la que se comenten e intentemos no tropezar dos veces con la misma piedra.

 

Así se vive el trading,

Así se aprende day trading,

Así se llega a cumplir nuestro sueño.

 

Aún tengo mucho que aprender, varios escalones por subir. Ni siquiera me siento con autoridad para decir lo que se debe hacer. Solo puedo aconsejar, dar recomendaciones y hablar bajo mi experiencia como trader que ha luchado para llegar donde está hoy.

 

Resumiendo y ya para finalizar y no aburrirlos más:

Ser trader no tiene nada que ver con el dinero que tengamos, no está relacionado con nuestros estudios anteriores o profesión, tampoco tenemos que venir de un origen dedicado a las finanzas.

Es decir, no necesitamos tener fortuna, tampoco de estudios relacionados con las finanzas ni venir de familia con esta profesión como herencia. Como cualquier sueño esta 100% relacionado con nuestro esfuerzo diario, con nuestra dedicación, constancia y disciplina.

Si tienen un sueño, aléjate de todo aquello que te estorba, no te quedes mirando la escalera con temor a subir, no envidies nunca el éxito de otro sin conocer su sacrificio. Esfuérzate, anímate, da el primer paso y luego los siguientes sin detenerte.

Tropieza una, dos o mil veces, pero levántate una vez más, muchas veces te dolerá, cansara e incluso te sentirás lastimado. El camino al éxito no es llano, tiene vaivenes, obstáculos y miles de vueltas. No es fácil cumplir tu sueño y en ocasiones te parecerá imposible, pero siempre recuerda, las limitaciones solo están en nuestra cabeza, si nos proponemos algo y realmente lo deseamos, nadie ni nada nos podrá detener.

Para finalizar les dejo un buen mensaje:

540x293_20140530_6fba9f50b42b8de3d4ee507090128059_jpg

—————————————————————–

 

Los esperamos a todos en la comunidad Home Day Trading

Comience su capacitación junto a profesionales, operando en vivo y en directo

Si desea conocer más lo invitamos a ingresar aquí:

curso-day-trading-acciones-us